Posteado por: Contrapunto digital | mayo 4, 2012

Gajes del oficio

 “Soy una aprendiz”, me dije al cabo de los cuatro años, nueve meses y 15 días de graduada. Me lo repetí desde que asumí aquel tema editorial, sin haber puesto nunca los pies en las narices de un central, solo por la presunción mía de pensar siempre en comentarios. Y volví a creerlo, y a convencerme de mi impericia, cuando supe que debía compartir los avatares de tamaña investigación con un avezado reportero de talla nacional –y esa fue mi suerte, lo reconozco-.

Entonces volví a estar de prácticas pre-profesionales –porque con su experiencia, acentuada por la calvicie, y mi juventud nadie creyó que ostentara título alguno-. Me sometí a escuchar, a andar como Sancho Panza, a sostener la agenda y a anotar toda aquella sarta de lagunas de oxidación, de desechos y de reguladores, que me desvelaron por más de una noche, y a inquirir alguna que otra pregunta, que más bien venía a subsanar los olvidos (in) voluntarios de mi tutor.

Por esos días me convertí en una especie de apéndice suyo para luego tener que sortear la similitud de unas respuestas que no debían contradecirse, pese a las fabulaciones de ambos; las descripciones de un lugar que para uno podía tener hedor y para el otro la más común de las pestes –aunque ninguno de los dos conseguimos obviar la palabra-, y hasta rifarnos, sin decirlo, las frases de los entrevistados para evadir cualquier síndrome de informismo.

Resistí estoicamente, aunque ganas no me faltaron, a leer aquel reportaje garcíamarquiano que se escribía a solo una puerta de mí, solo por el hecho de no ser acusada de plagio, pues nadie se atrevería a creer lo contrario pese a su renombrada experiencia en fusilamiento de textos. No obstante, a la larga sobrevinieron, inevitablemente, varias coincidencias.

Pero, a esa suerte de Tom Wolfe a quien acompañaba no le bastaron sus dotes azuzados luego de más de 20 años de ejercicio profesional y para sorprenderme –solo por la ausencia del fotógrafo titular, claro- se vistió de Korda, diseccionó las lagunas en todos los planos y contraplanos posibles, se las agenció para lograr una imagen poética, incluso, de un chorro de agua –que no sé en este momento si era provocado por una motobomba o una turbina- y hasta intentó sumergirse –a no ser por el mosto- en una de aquellas represas para complacer el capricho común de ver las torres del ingenio a las espaldas de esos lagos de desechos.

A la vuelta, la agenda repleta de datos, las fuentes accesibles y sin secretismo, las fotos… bueno, estoy obligada a decir que son excelentes. Al parecer, una cobertura sin contratiempos. Mas, solo una escaramuza lastró nuestras peripecias: en lugar de periodistas regresó un par de mofetas, que a juzgar por sus hedores nadie dudó de que traíamos el mosto pegado mucho más que en la ropa. Ante tal repulsión colectiva no nos quedó más remedio que seguir cargando el uno con el otro, porque, como suele suceder, quien trae la peste encima es el único que no la advierte.

No me hicieron falta entonces las explicaciones de la mañana para confirmar que la vinaza es uno de los desechos más peligrosos del mundo; por lo menos así hiede. Solo el olor y aquella experiencia me bastaron para repetirme -a los cuatro años, nueve meses y 15 días de graduada- que me falta bastante por aprender. Pero, mucho más que aquel reportaje con costuras y deshilados, disfruté de la hojarasca que hoy me atrevo a narrar, y a compartir, a riesgo de quedar excedente –como me advirtieron- cuando le ponga punto final a este post.

Anuncios

Responses

  1. Dudo que con esos halagos entre líneas te dejen excedente

  2. Madame: Quienes sufrimos tu hedor y el de cierto reportero cuyo nombre no has tenido a bien incluir en la peripecia, también hemos disfrutado hasta rabiar todas las escaramuzas que narras. Propongo que este post sea añadido al reportaje recién publicado por Escambray. Y luego tú dices que no se te dan las crónicas. Un beso, me ha ENCANTADO, con mayúsculas…

  3. Flor, me ha encantado este post, pero no te preocupes que cuando llegues a cierta edad profesional y hasta biológica tendrás toda esa experiencia. Recuerda que más sabe el diablo por viejo que por diablo.

  4. Hey There. I discovered your blog the usage of msn. This is
    a very smartly written article. I’ll make sure to bookmark it and return to read extra of your useful info. Thanks for the post. I’ll certainly return.

  5. Hello, i feel that i saw you visited my blog so i
    came to return the desire?.I am trying to in finding
    things to enhance my website!I guess its good enough
    to make use of a few of your ideas!!

  6. After I originally left a comment I seem to have clicked the -Notify me when new comments are added- checkbox and from now on
    every time a comment is added I recieve 4 emails with the same comment.
    There has to be a means you can remove me from that service?
    Thank you!

  7. Howdy webmaster I like your post ….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: